1987 – Arco87

 

En 1998 fundo la marca Enyel en Madrid, era primavera, y recuerdo que en las inmediaciones de la Estación de Atocha me surgió el nombre de esta marca y proyecto de diseño.

Enyel es una transcripción fonética al español de la palabra Angel en Ingles, pero este proyecto y marca no fue el comienzo para mi, sino la continuación de un largo trabajo anterior.

En 1987 comencé a estudiar Bellas Artes en Salamanca, pero desde 1985 había estado realizando exposiciones de pintura en Alcalá de Henares de obras figurativas muy detallistas. En 1986 formé junto a otros pintores el grupo “veladura azul” y desde ese momento comencé a realizar una pintura expresionista abstracta muy radical y muy conectada con todo lo que se estaba pintando en España y sobre todo en Madrid en esos años; fue una total conexión con el ambiente de optimismo y creatividad circundante, lo que me llevó muy pronto a participar en Febrero de 1987 en Arco87. (www.josemanuelcotrina.com)


pintura de Jose Manuel Cotrina Secas de 1986

1992-1995 Madrid años 90

Terminé los estudios de Bellas Artes en 1992, año en que una corta crisis económica, cuyo momento álgido fue ese verano de 1992, había provocado el cierre de numerosos Estudios de Diseño y Agencias de Publicidad en Madrid, que era el sector al que yo trataba de incorporarme laboralmente en aquellos momentos. Al mismo tiempo que trataba infructuosamente de encauzar mi actividad profesional en el sector del Diseño Gráfico y la publicidad, continuaba realizando exposiciones y performances: Lokal 14 (Callejón de Puigcerdá, Madrid), Círculo de Bellas Artes (Madrid), Espacio P (Calle Nuñez de Arce, Madrid), El Ojo Atómico (Madrid), ya que en 1993 junto con otros compañeros de facultad en Madrid, formamos un grupo teatro experimental (R.N.S.) centrado en acciones experimentales de simulación de realidades alternativas, en las que espectador llegaba a sumergirse de tal manera en la obra escénica, que en ningún momento sabía que era simulación y que era realidad.

Fue la performance de R.N.S. realizada en el Festival de Performances del Ojo Atómico en 1993 el punto de partida de mi actividad actual. Una colección de bisutería que realicé para la intervención que hicimos el grupo RNS en este festival, paso de ser una actividad lúdica y artística sin animo de lucro, a convertirse en una actividad profesional.

En un principio para nosotros Madrid fué el desencadenante de toda nuestra actividad, ya que sin la energia y la fuerza creativa de esta ciudad nunca me habría dedicado por entero a la creatividad, y posiblemente Uno de 50 no hubiese existido.


Festival de Performances de Madrid

1995 Acherón

Al acabar el festival de performances, aquella colección de bisutería se vendió en la legendaria tienda Marmota en el Rastro de Madrid en la Calle Mira el rio Alta, ya desaparecida, pero que sirvió de punto de encuentro con Concha Díaz del Rio que más adelante fue mi socia en la fundación de la marca Unode50.

Concha Diaz del Rio tenía por aquellos años una marca llamada Acherón que fabricaba y distribuía la empresa Manufacturas Paz (también desparecida) y quería comenzar con una colección de bisutería. Le llamaron mucho la atención aquellas  creaciones desenfadadas que vendía en Marmota, realizadas con alambres retorcidos, piezas de televisor de válvulas, y de un día para otro comencé a trabajar con ellos, a diseñar modelos con Concha y realizarlos en metal para su posterior reproducción.


1996-1998 Uno de 50

Mientras esta marca Acherón seguía su curso tuvimos la idea de hacer una serie de piezas escultóricas en ediciones de 50 unidades – de ahí surgió la marca Unode50: ceniceros y bolígrafos, donde la utilidad era lo de menos, y lo interesante era el concepto y diseño de cada producto. Unas piezas brutas de metal, dulcificadas con la sensación manual de parecer hechas con la plasticidad del barro, mostrando todas las huellas del proceso de modelado e incluso de la fundición a la arena. Parecía un concepto muy expresionista, que no era ninguna novedad, pero quizás la frescura venía dada por su aplicación a unas piezas de accesorios de moda en aquellos momentos., y para mí fue la aplicación a la pequeña escultura de las obras de expresionismo abstracto que había realizado hasta ese momento.

No tardamos mucho en darnos cuenta que haciendo solo 50 piezas por modelo estábamos muy limitados, y lo siguiente fue una colección de bisutería masculina que pronto se convirtió en unisex. Unas piezas de bisutería en general grandes y sencillas que en ese momento eran toda una novedad en el mercado. El resultado fue, que desde mediados de 1996 hasta marzo de 1998 el volumen de ventas permitió alquilar tres locales y afianzar una pequeña empresa con una media de ocho personas, todo un éxito en menos de dos años.

En primavera de 1998 yo dejo la empresa ARS REI S.L. (la propietaria de Unode50) y mi 45% de participación pasa a Concha Díaz. En ese momento, en que un rio se divide en dos no se sabía donde acabaría cada una de las partes, aunque en el fondo y en el origen, tanto Unode50 como mi camino no han ido demasiado separados, de hecho, posteriormente entre 2009 y 2012 yo estuve colaborando de nuevo con ellos, está claro que nos separa un gran abismo a nivel empresarial, pero el espíritu que nos mueve es el mismo.


Uno de 50 inicios

1998 Enyel Decoración

En ese mismo año 1998 registro el nombre Enyel como marca de accesorios de escritorio y decoración del hogar. No se cómo se me pudo ocurrir tal cosa, esa primera colección de Enyel eran puntos de libro, portavelas, sacacorchos, algunos llaveros, bolígrafos de fundición, etc, una serie de piezas de diseño espectacular que acabaron saliendo a un precio de venta muy elevado, y a eso le añadimos que a partir del año 1998 ya se empezó a notar con claridad la invasión de producto de importación en las tiendas de regalo. El cauce de venta eran las Tiendas de Regalos de diseño, un concepto de tienda muy de moda en los 90, es posible que pocos recuerden el auge de este concepto de tienda que hoy en día casi ha desaparecido. Hacer bisutería en ese año 1998 hubiese sido un éxito, pero….


boligrafos vintage de Enyel 1999

1999-2008 Mango

En 1999 cambié mi forma de trabajar bajo en nombre de Enyel, ese proyecto de artículos de regalo y decoración no tenía más recorrido, y desde finales de 1999 hasta 2008 dejé de lado la venta de producto personal bajo mi firma.

En este periodo de tiempo que fueron nueve años, diseñé y gestioné la fabricación de bisutería para muchas marchas: Mango, Massimo Dutti, Sfera, Coronel Tapioca, Acosta, Aldeasa, Nice-things, Sybilla, fun&basics, y quizás alguno más que a veces olvido. La gestión de fabricación consistía en fabricar los modelos seleccionados y vender la producción a la marca, digamos que yo era una empresa subcontratada que ofertaba un servicio de diseño y fabricación de producto.

Esta es una forma de trabajo que realmente permitía vivir, ya que vendiendo solo diseño esto es algo impensable, aunque es cierto que mi marca y mi nombre como diseñador se diluía en el trabajo realizado para otros.


Colección para Nice-Things hecha por Jose Manuel Cotrina
Coleccion de bisuteria de Nice-things

2008-2009 Enyel

El año 2008 fue un año de inflexión, fue un año que decidí retomar presencia en el mercado diseñando una nueva colección de bisutería propia.  Un fabricante me propuso asociarnos para poner a la venta la colección de bisutería que tenía en exposición en mi web, y acabó siendo un año de intenso trabajo para tener lista en septiembre toda la colección a la venta y una red de representantes por toda España. A comienzos del 2009 esta asociación se suspende y no se llega a hacer una segunda colección, aunque aquella colección tan impresionante quedará en el recuerdo de ser el producto mas elaborado que he llegado a hacer; se puede ver esta colección en el enlace: Colección 2008-2009 Enyel

También este año 2009, se convirtió en el año de mi regreso a Uno de 50. La empresa ya había crecido mucho, era casi la multinacional que es hoy mismo, y lógicamente en mi reincorporación mi papel ya no era el que tenía años atrás de cofundador y propietario, sino el de un colaborador más.


Pulsera de cordon y abalorios de Enyel de 2008

2010-2012 Enyel Mechanics

Durante estos casi tres años que colaboré intensamente con Uno de 50 en diferentes áreas, también diseñé una nueva línea de Enyel, una de las líneas que considero más interesantes en toda mi carrera: Enyel Mechanics (Ver el Catálogo Mechanics)

Enyel Mechanics fue un trabajo elaborado desde comienzos del 2010 hasta 2012, como una línea de bisutería de alta calidad enfocada principalmente para hombre. Comenzó como una serie de pulseras grandes a modo de relojes de alta gama, basadas en un cierre de mecanismo complejo realizado en plata mecanizada, y poco a poco se fueron añadiendo diversas piezas mas sencillas de bisutería, siempre dentro del estilo y la línea de las pulseras mas importantes, pero todo ello realizado en plata.

En un viaje a New York en 2010 entro en contacto con la agencia de posicionamiento de marca ODvision fundada y dirigida por Olga Fontanillas, una española afincada en New York (www.o-dvision.com) y en 2011 llego a un acuerdo con esta empresa para llevar a cabo un trabajo de búsqueda de socio industrial en Estados Unidos, para la fabricación y distribución de Enyel Mechanics. El acuerdo resultó fructifero y a comienzos de 2012 teníamos un fabricante de joyería de Providence (Rhode Island) muy interesado en el proyecto.

A comienzos de Marzo de 2012 me traslado a Nueva York, al centro de Manhattan, desde donde me trasladaba frecuentemente a Providence para poner el marcha el proyecto. Comenzamos a crear una sociedad de participación en U.S.A. y las primeras muestras de las pulseras de Mechanics, que exigieron una importante inversión y en el equipo participante hubo todo momento un gran entusiasmo por ver materializado el proyecto. Las primeras muestras en plata fueron espectaculares, se hicieron moldes de fundición para las piezas en bruto que luego se mecanizaban para conseguir que todos los componentes encajaran con gran precisión, y yo comencé a diseñar un catálogo para su distribución física y online con las primeras muestras que teníamos definitivas. Los primeros agentes comerciales con los que contaba la empresa nos transmitieron su optimismo con el producto, lo veían con proyección en Norteamérica, era muy original y novedoso para su venta en joyerías y la línea comenzó provocando muchas expectativas.

Enyel Mechanics no continuó más allá del verano del 2012 y de la realización de las primeras muestras, debido al enorme coste en medios, materia prima y personal que exigía la puesta en marcha de la fabricación. Hasta día de hoy sigue siendo un proyecto pendiente de seguir adelante y en estado de espera, significo para mi el desarrollo culmen de muchos conceptos que desarrolle en los inicios de Unode50, con aquellos mecanismos simples pero originales que servían de cierres para pulseras o llaveros, fue una gran experiencia, que me llevó de un lugar a otro del mundo, y el aprendizaje de como construir toda una imagen de marca a partir de una pequeña idea que tuve en 1996 y que apliqué en Unode50, pero que acabó diluida y paso desapercibida en la marca a lo largo del tiempo.


Pulsera de Enyel Mechanics con sistema de rueda dentada
Brazalete Enyel Mechanics con mecanismo de muelle complejo
Presentacion de las pulseras de Enyel Mechanics

2012-2014 Componentes para bisutería

A lo largo de largo de estos dos años colaboré con diferentes fabricantes en España en un concepto de producto que tuvo un gran éxito: los componentes para el montaje personalizado de bisutería. Alrededor de este producto se han llegado crear cadenas de franquicias, aunque actualmente en 2019 ha dejado de tener el atractivo que años atrás tuvo. Yo diseñaba componentes tales como entrepiezas, pasadores, colgantes, anillos para personalizar, hebillas, cierres, etc, que los fabricantes vendían en sus propias tiendas o a otras cadenas del sector, para que el público posteriormente se montase su propia bisutería.


2014-2019 Enyel bijoux

Posteriormente, en 2014 Inicio una nueva y definitiva trayectoria para Enyel junto a Gemma Conde, la colección que vendemos actualmente. Aquel carácter organicista que tenía los inicios de Unode50 decidí aplicarlo a una serie de piezas, en las que esa impronta manual transmitiese un significado profundo, y ese significado era el de piezas hechas a comienzos de nuestra era, en el siglo primero, por las manos de los primeros cristianos, como símbolos identificativos de su fe. Esta es la colección que vendemos actualmente y que desde aquel pequeño catálogo inicial, y unos pocos puntos de venta, se ha ido convirtiendo en una marca con identidad, con presencia fuera de España y con un proyecto de presencia en puntos de venta a pie de calle, que en estos momentos estamos desarrollando. Comenzamos en el centro de Alcalá de Henares, y muy pronto el espacio se nos quedó pequeño; en 2015 nos trasladamos a un pequeño pueblo de Guadalajara donde la marca se fue desarrollando gracias a un espacio mucho más grande, pero en 2018 se nos volvío a quedar pequeño para seguir desarrollándonos. A mediados de 2018 tomamos la decisión de buscar un lugar mas definitivo en Salamanca, y mejor comunicado con una ciudad, lo que nos llevó a buscar en Salamanca nuestra nueva sede. A mediados de 2018 encontramos el espacio perfecto y actualmente en 2019 ya hemos ultimado el traslado a esta nueva sede a 12 kmts de Salamanca junto a la Ruta de la Plata, el lugar que esperamos nos de el empuje necesario para seguir creciendo y creando.

José Manuel Cotrina Secas

Muchas gracias por seguirnos y valorar nuestro trabajo.

Acceso a la web de Enyel de 2011: para acceder a la web de 2011 pincha aquí

Colgante de Enyel